Cuando somos pequeños, existe un momento en el cual descubrimos que un conjunto de letras puede formar una palabra y que cuando estas combinan, puede llegar a convertirse en un mensaje con sentido, a darnos información o hasta a explicarnos una historia. Este instante mágico es aquel en que aprendemos a leer y se convierte en uno de los momentos más importantes de nuestras vidas por todo lo que significa. 

Si nos preguntamos, por qué leemos, seguro que encontramos un montón de respuestas. A veces leemos para obtener conocimiento o una información concreta, otras por placer, para combatir el aburrimiento o para trasladarnos a un lugar mágico y bien lejano que nos permita evadirnos de todo aquello que nos agobia o preocupa. Y es que motivos, ¡hay para dar y vender!

Podemos caer en la trampa de pensar que una vez hemos aprendido a diferenciar las letras e identificar cuál es su sonido, ya hemos aprendido a leer; si, es bien cierto, pero el aprendizaje de la lectura va mucho más allá. El mercado nos ofrece muchas publicaciones que nos permiten disfrutar de la lectura a la vez que nos enseña a leer y Namaka, la revista infantil más divertida y salvaje, es una de ellas. Ahora, os explicaré cinco motivos de este porqué. 

Descubrimiento del placer hacia la lectura 

Namaka atrapa a partir de temáticas divertidas, interesantes y cercanas a los niños y niñas y consigue encender una llama que ya no se puede apagar. A veces, el tema protagonista gira alrededor de la música, los ritmos y las melodías; otras es mediante seres extraordinarios; o nos explica todo aquello que hay dentro y fuera de nuestro mundo, nos habla del futuro y ciencia-ficción… Y siempre lo hace de manera entretenida, pero sin perder el rigor y la fiabilidad de la información que aparece. 

Desarrollo del espíritu crítico 

Si nos gusta leer y nos consideramos unos defensores de la lectura, hacemos todo lo posible para que los niños y niñas que nos rodean también descubran este placer. Nos preocupa no solo que lean si no aquello que están leyendo. Y es que aprender a leer es un proceso que dura toda la vida y donde hace falta tener en cuenta diferentes aspectos que forjan nuestra personalidad. Si eres así, ya puedes estar tranquilo o tranquila, porque los textos de esta súper revista utilizan un lenguaje no sexista e inclusivo y tratan temas como el respeto a la naturaleza, a la diversidad, a la igualdad de oportunidades sin tener en cuenta el sexo o los orígenes, así como nos propone recetas sanas y saludables o talleres de manualidades a partir de material reciclado. 

Conocimiento de diferentes tipologías textuales 

La presencia de textos tan dispares, como: narrativos, instructivos, informativos, encuestas, poemas, recomendaciones literarias… No solo es un incentivo porque permite estimular el conocimiento, sino porque se convierte en la excusa perfecta para iniciarse en la lectura. Todos y cada uno de nosotros nos sentimos atraídos por unas temáticas o un tipo de lectura, esto es bien cierto, pero si de tanto en tanto hacemos el pequeño esfuerzo de salir de nuestra zona de confort, se nos abre una puerta que quizás no volvemos a cerrar porque lo que descubrimos nos atrapa muy fuerte. 

Participación en actividades de escritura y dibujo  

Todos y todas llevamos dentro un o una gran artista, y muchas veces nos arrepentimos de no sacarlo más a menudo. Namaka nos ofrece la posibilidad de hacerlo escribiendo y dibujando el final de una historia, creando un collage combinando fotografías propias e imágenes de revistas, transformando manchas en auténticas obras de arte, dibujando todo aquello que nos imaginemos… Y esto solo es un pequeño ejemplo de lo que podemos encontrar.  

Acercamiento al arte de la ilustración

La ilustración es la imagen que nos ayuda a entender el texto que acompaña y nos acerca a ella para permitirnos descubrir la composición de los elementos que la forman, el color que predomina, la movilidad que esconde… Cuando somos pequeños y pequeñas, nos acostumbramos a fijarnos mucho en las imágenes que acompañan al texto y si estas son alocadas, rompedoras y divertidas, como son las de Namaka, consigue desarrollar la observación y poner en valor la importancia de la faena que hay detrás. A menudo cuando les explicamos un cuento o un libro, solo leemos la letra, pero, ¿y si hiciéramos el ejercicio de leer también las imágenes? Seguro que la historia sería mucho más rica. 

Estos cinco motivos para aprender a leer con Namaka solo son una pequeña muestra, porque como seguro que eres un lector o lectora con un gran sentido crítico, puedes descubrir muchísimos más. ¿Te animas a hacerlo? 

Autora: Elisenda Castells