¡Ya se acerca la época de las castañas! Las asamos y nos las comemos pero… ¿y si utilizamos cinco o seis para hacer un juego de carreras?

La idea es que las castañas se conviertan en caracoles de colores y hagan una carrera. ¿Cómo la harán? Nosotros lanzaremos un dado con diferentes colores a sus caras. Cuando lanzamos el dado, el color que aparezca en el dado, avanzará una casilla. Y así hasta llegar al final.

El caracol que llegue antes a la meta, ‘será el ganador!

Para jugar, este es el material que necesitaréis:

  1. Trozo de cartón, cartulina, papel…
  2. Pintura o colores
  3. Castañas
  4. Plastilina de colores
  5. Dado con las caras de diferentes colores (si no tenéis, podéis fabricar un ddo con este imprimible de «A to Z teacher stuff» o enganchar pegatinas de colores en las caras del dado) 

Primero tenemos que preparar el circuito de carreras. Lo podemos hacer como queramos: recto, con curva, largo, corto… Eso sí, debe tener tantos carriles como caracoles tengamos. Y cada carril tiene que ser de un color, del color del caracol.

Nosotros hemos hecho un circuito recto con seis casillas y con cuatro carriles para nuestros caracoles. Cada carril tiene un color.

Después haremos los caracoles. De los colores que hemos pintado los carriles haremos un churro de plastilina con cola al final y una cara con cuernos al principio. Y engancharemos la castaña hacia el final, al lado de la cola.

Es muy importante que cada caracol tenga el mismo color que los carriles que hemos hecho antes.

Si no tenéis dado con caras de colores, podemos hacer uno con el  imprimible de «A to Z teacher stuff» o poniendo pegatina de los colores de los caracoles en las diferentes caras del dado.

Si tenemos más caras en el dado que caracoles, podemos aprovechar y añadir alguna instrucción más: todos los caracoles avanzan una casilla (+1), el caracol que ha lanzado el dado tiene que retroceder una casilla (-1), podemos hacer que un compañero retroceda o avance una casillas, volver al principio del recorrido… ¡Os podéis inventar lo que queráis para hacer el juego más divertido!

Una vez tengamos el circuito, los caracoles y el dado… ¡ya podemos empezar a jugar!

Vamos namakianos y namakianas, ¿quién se atreve a hacer una carrera de caracoles?