La lectura es crucial tanto para el éxito escolar como para el desarrollo personal. Como decía Mafalda: Vivir sin leer es peligroso, te obliga a creer en lo que te digan. Ahora bien, conseguir que a los niños les guste la lectura y quieran leer de forma autónoma no es fácil.

Las nuevas generaciones se encuentran cada vez con más estímulos para ocupar su tiempo libre: televisión, internet, videojuegos, etc. Es difícil encontrar un rato para leer sin caer en la obligación, porque no nos engañemos, cuando nos obligan a hacer cosas, es cuando menos ganas tenemos de hacerlas. Por tanto, el objetivo es que los niños y niñas quieran leer por gusto, y no por obligación. Y en esto la revista Namaka tiene mucho que ofrecer.

Contenido variado y adaptado a sus intereses

La revista Namaka es una revista lúdica y trepidante pensada para personitas intrépidas de 6 a 11 años y recomendada para explicar a los más pequeños. Esto significa que los niños y niñas tienen en sus manos contenido adaptado a su proceso evolutivo y muy bien pensado para que los niños disfruten de la lectura, aprendan cosas nuevas y, sobre todo, se diviertan. Cuando conectamos emocionalmente con una cosa es cuando realmente adquirimos el aprendizaje. Las emociones juegan un factor muy importante a la hora de leer.

Habitualmente, los niños no quieren leer un cuento o un libro porque son muy largos. Se pierden entre tantas páginas y no entienden lo que están leyendo. Con la revista, esta sensación desaparece, ya que ofrecen textos cortos, conectados con sus inquietudes y de temáticas variadas para que no pierdan el interés y mantengan la curiosidad.

Además, los textos van siempre acompañados de ilustraciones llenas de personajes y colores muy atractivos que captan rápidamente la atención de quien los mira. Lo importante para tener un buen hábito lector no es leer montañas de libros y estar 3 horas al día leyendo. Se trata de encontrar pequeños espacios de tiempo libre para poder leer algún texto enriquecedor, alguna curiosidad escondida o alguna receta deliciosa… Poco a poco irán adquiriendo el hábito de la lectura.

 

Leer jugando

En las páginas de la revista Namaka encontramos una variedad increíble de propuestas que incentivan la lectura. Hay textos informativos, curiosidades, pasatiempos (sopas de letras, laberintos, etc.), recomendaciones, concursos de dibujo, recetas… La variedad de su contenido te da la posibilidad de avanzar y retroceder las páginas a tu gusto, pararse a reflexionar, enriquecerse con sus personajes, informaciones… y además potenciar la capacidad de invención y la creatividad de los lectores.

Mientras pasan las páginas y juegan con las propuestas de la revista, están poniendo sin saberlo un pie en la lectura. Aprender a jugar es uno de los mejores aprendizajes que puede adquirir un niño.

 

La emoción de los pequeños al recibir su revista

La revista Namaka permite instaurar una costumbre, un hábito. La suscripción bimestral se convierte en una cita ineludible para el lector o lectora. Cuando llega la revista es un momento lleno de emociones. Los niños y niñas disfrutan de un rato único al recibir un paquete (si está a su nombre, aún más) y descubren todas las novedades que esconde el nuevo número. El sentimiento de propiedad al sentir que la revista la han enviado para él o ella, ayuda a desarrollar el amor por la lectura y en consecuencia, el hábito a la lectura.

 

Establecer un horario y leer juntos

El hogar es ideal para que  niños y niñas desarrollen el placer por la lectura. Las familias no tienen que esperar a que aprendan a leer en la escuela. Si no, los niños y niñas entienden la lectura como una asignatura obligatoria, y no como una necesidad. Convertir el momento de lectura de la revista en un encuentro familiar, hace que se establezca un vínculo emocional muy importante. El hábito de lectura es compartido, todo el mundo disfruta de las ilustraciones, los personajes, los juegos… Leer juntos la revista permite que todo el mundo se conecte enseguida y no es necesario saber de qué va la historia o el cuento, ya que en pocos minutos puedes engancharte a la historia.

Como conclusión…

La revista Namaka es una oportunidad imprescindible para que los pequeños lectores encuentren un espacio donde viajar por diferentes formas de lectura, a la vez les pica la curiosidad y aprenden sobre distintos temas. Los suscriptores ayudan a mantener el hábito de la lectura, ya que invita a los niños a leer el regalo que les llega a casa. Y como siempre, los adultos hemos de predicar con el ejemplo. Somos sus referentes. Leed delante de ellos y ellas vuestras lecturas, para qué así ellos lean las suyas. ¡Compartir la lectura en familia es un momento precioso!

 

¿Cómo podéis empezar?

  • La suscripción digital es una buena opción para los niños que les gusta leer a través de una pantalla.

 

Autora: Ruth de Literatura Infantil y Juvenil